/sites/default/files/banner_web_cabecera.png

JACINTO CHICLANA

Compositor: 
Astor Piazzolla
Fecha Compositor: 
1921-1992
País de origen: 
Argentina
Autor de la letra: 
Jorge Luis Borges
Arreglos: 
Liliana Cangiano

j. chiclanaBorges escribió esta milonga en 1965 a la que le puso música Astor Piazzola y que fué inicialmente cantada y grabada por Edmundo Rivero. Como parte de una entrevista realizada en 1983, Jorge L. Borges dijo, a propósito de la misma: "me encontré hace muchos años con Carlos Guastavino, nos cruzamos y me dijo: Si usted me entrega una milonga yo le pongo la música. Yo no sé -dije- porque yo no he practicado nunca ese género. Vamos a ver si los astros son propicios. Bueno, pasaron, un tiempo, qué sé yo, un par de meses, y de pronto lo sentí, yo me acordé que me habían contado una vez, en una confitería en el Once una historia: un malevo es atacado por otros y que se defiende y lo matan. Ese malevo se llamaba Jacinto Chiclana. El nombre es lindo y ahí sale la milonga: Me acuerdo fue en Balvanera/ en una noche lejana/ que alguien dejó caer el nombre/ de un tal Jacinto Chiclana. Ya estaba todo hecho, porque ya había dado con la cadencia, con el tono tranquilo, con el hecho de contar todo de un modo llano, casi indiferente, impersonal, anónimo y el resto salió solo. Al final: Siempre el coraje es mejor/ la esperanza nunca es vana/ Vaya pues esta milonga/ para Jacinto Chiclana. Y después escribí muchas otras".

Jorge Luis Borges (Buenos Aires, 1899 – Ginebra, 1986) fue uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó ensayos breves, cuentos y poemas. Su obra, fundamental en la literatura y en el pensamiento universal, trasciende cualquier clasificación. Ontologías fantásticas, genealogías sincrónicas, gramáticas utópicas, geografías novelescas, múltiples historias universales, bestiarios lógicos, éticas narrativas, matemáticas imaginarias, dramas teológicos, invenciones geometrías y recuerdos inventados son parte del inmenso paisaje que las obras de Borges ofrecen tanto a los estudiosos como al lector casual. Ciego desde los 55 años, personaje polémico, con posturas políticas que le impidieron ganar el Premio Nobel de Literatura al que fue candidato durante casi treinta años. Compuso letras de tangos y milongas, en donde se narran las dudosas hazañas de los cuchilleros y compadres, a los que muestra en toda su despojada brutalidad aunque dentro de un clima trágico, cuando no casi épico.

Astor Piazzolla (Mar del Plata, 1921 - Buenos Aires, 1992) fue un bandoneonista y compositor argentino, considerado uno de los mejores músicos del siglo XX. Cuando comenzó a hacer innovaciones en el tango en lo que respecta a ritmo, timbre y armonía, fue muy criticado por los tangueros más ortodoxos, que lo consideraban «el asesino del tango». Los sellos discográficos no se atrevían a editar su composiciones, considerándole un snob irrespetuoso que componía música híbrida, con exabruptos de armonía disonante. Editó más de 45 álbumes, escribió más de 300 tangos y también música para cerca de 40 películas.

Liliana Cangiano, nacida en la ciudad de Buenos Aires, egresó en 1967 del Conservatorio Nacional de Música de dicha ciudad con el título de Profesora Superior de Piano. En 1970 comenzó su propia búsqueda e investigación acerca de la música popular folclórica argentina y latinoamericana, que plasmó en la composición de arreglos corales, contribuyendo a la difusión de los músicos y poetas más representativos de la canción del continente. Respetada y considerada como una de las mas prestigiosas y populares arregladoras de música coral de toda Latinoamérica falleció en Buenos Aires en 1997.

Letra Original: 

Me acuerdo, fue en Balvanera, en una noche lejana,
que alguien dejó caer el nombre de un tal Jacinto Chiclana.
Algo se dijo también de una esquina y un cuchillo.
Los años no dejan ver el entrevero y el brillo.

¡Quién sabe por qué razón me anda buscando ese nombre!
Me gustaría saber cómo habrá sido aquel hombre.
Alto lo veo y cabal, con el alma comedida;
capaz de no alzar la voz y de jugarse la vida.

Nadie con paso más firme habrá pisado la tierra.
Nadie habrá habido como él en el amor y en la guerra.
Sobre la huerta y el patio las torres de Balvanera
y aquella muerte casual en una esquina cualquiera.

Sólo Dios puede saber la laya fiel de aquel hombre.
Señores, yo estoy cantando lo que se cifra en el nombre.
Siempre el coraje es mejor. La esperanza nunca es vana.
Vaya, pues, esta milonga para Jacinto Chiclana.

Como curiosidad se incluye entre los archivos de audio el recitado de esta milonga por el propio Jorge L. Borges.

Actividad: 
Actualmente fuera de programa
Año en que se montó: 
2013