/sites/default/files/banner_web_cabecera.png

CHIPIRONES EN SU TINTA

Imagen de Berta

Esta no es precisamente receta para nuestras queridas y añoradas meriendas dada la untuosidad y color de su salsa que pide mojar pan, mucho pan. Pero es un plato tan delicioso que no he podido resistir el compartirlo con todos vosotros para que no dejéis de preparlo un domingo cualquiera a la hora de comer y podamos comentar lo rico que está en la hora de la merienda. ¡Que aproveche!

 

 

 

 

 

 

 

 


Ingredientes para seis personas: 

Tres bolsas de chipirones rellenos congelados marca La Sirena

Tres cebollas

Tres tomates

Un pimiento verde 

Cuatro dientes de ajos

Aceite de oliva virgen extra

Tres o cuatro bolsitas de tinta de calamar

Sal, agua y perejil

Tres rebanadas de pan mojadas en vino blanco

Realización: 

Se descongelan los chipirones.

Se pone en una sartén o cazuela el aceite de oliva, se cortan en trozos pequeños las tres cebollas, los dientes de ajo picados, el pimiento verde cortado muy pequeño, los tres tomates pelados y cortados en trozos muy pequeños también. 

Se rehoga todo eso a fuego muy lento hasta que la cebolla esté pochada. Por lo menos quince minutos.

Se añaden las rebanadas de pan mojadas en vino blanco.

Se añaden las tintas disueltas en un poco de agua, y se mezcla todo bien.

Después se tritura todo el conjunto con una minipimer o robot de cocina. Se reserva.

Los chipirones se cierran con un palillo para que no se les vaya el relleno. Se prepara una sartén con aceite de oliva y se doran un poquito. 

En una cazuela se echa toda la salsa que tenemos preparada, también se colocan los chipirones y se pone todo a hervir a fuego suave durante unos 20 o 25 minutos.

Se presentan en fuente con una ramita de perejil por encima y pueden acompañarse de arroz blanco y una copa de un buen clarete Cristóbal de Morales.