Recetario Gastronómico Coral

Se recogen en esta vista las recetas gastronómicas que los miembros del coro van aportando, a partir de sus experiencias y contribuciones con motivo de las meriendas que, como momento de expansión y contacto informal, tienen lugar en el intermedio de cada uno de los ensayos semanales.

Para añadir una nueva receta a la lista, haz click AQUÍ

Buenas noches compis, aquí os presento la receta que me me habéis pedido,espero que los que no estuvisteis os guste.

 

Ingredientes para seis personas

No os puedo decr cantidades, porque lo hago a ojo como casi todo en la cocina.

Los ingredientes son: nueces, apio, manzanas yo le pongo golden, piña de bote natural del monte, mayonesa a gusto manual con aceite oliva suave de 0,4 o de bote casera, nata liquida de cocinar, pimienta molida. 

Realización

Se pica todo menudito, se mezcla y se tiene en frigorifico desde el día anterior, se pude poner un poco del liquido de la piña sin pasarse, antes de comerlo se saca con tiempo del frigorífico para que no esté fria, ya sabeis que el frío desvirtua los sabores. Espero os guste a los que no pudisteis ir. Es muy socorrida en toda epoca del año y con alimentos muy sanos. 

Imagen de Isabel Medel García-Caro
Isabel Medel Ga...

Esta es una receta de un plato típico de la sierra de Cazorla y su comarca: El RIN RAN.

Es muy sencilla y a la vez muy sabrosa.

Ingredientes para seis personas
  • 2 Kg. de patatas,
  • 10 pimientos rojos choriceros,
  • 400 grs. de bacalao desmigado,
  • aceitunas machacadas,
  • cebolla,
  • 2 huevos duros,
  • aceite de OLIVA VIRGEN EXTRA DENOMINACIÓN ORIGEN “SIERRA DE CAZORLA”
  • 8 cogollos de lechuga o endivias

 

Realización

Se pelan las patatas y se trocean. Se rasgan los pimientos, quitándoles las semillas y se ponen a cocer junto con las patatas y los dos huevos.

Cuando ya están casi cocidas las patatas, se echan las migas de bacalao, que estará listo con un hervor. Los huevos se han sacado de la cocción en su momento.

Cuando está todo cocido, se trituran las patatas con los pimientos y se prueba de sal. La mezcla ha de quedar con un tono rojizo.

Se desmenuza el bacalao con las manos, mirando que no haya ninguna espina, y se incorpora al resto. Se pica cebolla y se añade a la mezcla, al gusto.

Para finalizar se añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra DENOMINACIÓN DE ORIGEN “SIERRA DE CAZORLA” y se mezcla todo.

Para su presentación “a la Morales” se disponen las hojas de los cogollos de lechuga o endivias en una bandeja. En cada hoja se vierte una cucharada de la mezcla, se adorna con una aceituna machacada de la mejor calidad y se espolvorea huevo cocido previamente rallado.

 

De esta manera, cada comensal coge limpiamente una hoja con RIN RAN, sin necesidad de

consumir plástico ni ensuciarse los deditos.

 

Imagen de esperanza barragan
esperanza barragan

Otra de las tapitas que se prepararon en conmemoración de San Valentín, y por lo tanto con sus connotaciones propias del momento.

El resultado es francamente sabroso pero bastante suave al mismo tiempo, y sumamente fácil de preparar y servir.

Ingredientes para seis personas

- Un bote de corazones de alcachofa (6-8 piezas)
- 1 lata de mejillones en escabeche
- 1 lata de anchoas
- 1/2 tarrina de queso philadelphia
- 2 cogollos de lechuga
- Crema de vinagre al aroma de trufa (se puede comprar en cualquier supermercado)
- Aceite de oliva virgen extra
- Alcaparras
- Unas gotas de limón

Realización

Con una batidora (de brazo o de vaso, da igual) se prepara primero una pasta, se limpia el recipiente y luego se prepara la otra pasta.

Aunque un servidor no es en absoluto de marcas, debo reconocer que para el queso de untar, en este caso, conviene utilizar Philadelphia. Con marca blanca se nota bastante la diferencia.

Para las alcachofas: se ponen los corazones en el vaso de la batidora, se añade un chorro de aceite de oliva, una cucharada no muy grande de mayonesa y unas gotas de limón. Se bate y se reserva en una taza.

Para los mejillones, se pone en el vaso de la batidora el contenido de la lata (con su caldo), las anchoas escurridas sin el aceite y tres cucharadas amplias de queso Philadelphia. Se bate todo bien y se coloca la pasta en una taza.

Se ponen los cogollos un poco al grifo, se escurre bien y se van soltando las hojas con cuidado de que no se partan. Si son cogollos grandes convendrá recortar los extremos de las hojas para que no abulten demasiado. Eventualmente se podría hacer con hojas de endivia, pero eso está más visto, y además, por alguna curiosa razón, la endivia y la alcachofa produce cierto amargor en la boca si se mezclan.

Se colocan las hojas en una bandeja con la concavidad hacia arriba y se deposita encima de cada hoja una cucharada de pasta de mejillón, y luego una cucharada de pasta de alcachofa, con la precaución de que monte ligeramente encima una de otra. Sobre la unión se pone un par de alcaparras y se rocía por encima con un chorro de crema de vinagre al aroma de trufa, de modo que forme un dibujo lineal, por ejemplo una V o una S estrecha.

 

Imagen de admin
admin

Como este platillo era para conmemorar San Valetín, el nombre era un poco más largo y erótico: "Pimiento rojo relleno de pepino con su leche de coco" Aunque suene un poco caliente es en realidad un plato frío así es que se puede preparar con antelación y no requiere más atención.

Ingredientes para seis personas

- 12 pimientos del piquillo asados (de los que vienen en bote o lata)
- cuatro pepinos en vinagre de buen tamaño
- Una lata de atún en aceite
- Leche de coco (viene en lata para cocinar y es fácil de encontrar en supermercados)
- Mayonesa
- Mostaza
- 1/2 pimiento verde
- 1/4 de cebolla
- 6 tortitas de arroz (redondas y crujientes, se encuentran en cualquier supermercado en paquetes de unas 20)

Realización

Se prepara en un bol el relleno, todo en frío. Se pican finamente los pepinillos, el 1/4 de cebolla, y el 1/2 pimiento verde. Se añaden tres cucharadas grandes de mayonesa, dos cucharadas de mostaza y el atún. Se revuelve bien y se rellena con esta masa los pimientos de piquillo.

En el momento de servir se pone un pimiento relleno encima de una tortita de arroz y se echa por encima una cuchara de leche de coco, que no lo cubra del todo, para que quede a la vista el contraste de los colores rojo intenso y blanco.

Los pimientos se pueden rellenar y reservar en un recipiente desde mucho antes, pero conviene no ponerlos en las tortitas hasta poco antes de consumirse a fin de que la tortita no se empape y pierda su consistencia crujiente.

Los botes de leche de coco suelen ser de 400 gr (1,5 eur) y conviene revolver bien antes de utlizarlos porque tienen tendencia a quedarse la parte más espesa encima y el agua de coco debajo. Normalmente se echa una cucharada sobre cada pimiento, por lo que sobrará bastante del bote. Así es que, si miras en este mismo recetario verás que puedes aprovechar lo que te haya sobrado preparando una rica y refrescante piña colada.

Imagen de admin
admin

    Ahora que estoy de vacaciones y dispongo de un poco más de tiempo voy a escribir la receta de la crema de limón que me pedisteis algunos. Está rica y es supersencilla de hacer.

Ingredientes para seis personas

(Aquí pone que es para cuatro personas)

4 yogures naturales

250 g de nata montada

4 cucharadas de azúcar

1 limón

canela en polvo

Realización

Mezclar el yogur con la nata montada, la corteza de limón rallada, el zumo de medio limón y el azúcar.

Repartir en copas y dejarlas unas horas en el refrigerador. Servirla con canela espolvoreada por encima.

Un consejo para los que tienen termomix: si lo hacéis con nata semimontada la textura es más cremosa. Para hacerlo hay que batir la nata bien fría unos 30 segundos (o algo más) SIN MARIPOSA y a velocidad 5.

 

Imagen de concha de miguel
concha de miguel

  

   

    

Ingredientes para seis personas

Los ingredientes están calculados para una ensaladera normal, el número de comensales dependerá del hambre de cada uno.

  INGREDIENTES:

   1 taza de sémola cous-cous

   1 pepino grande

   3 tomates

    1 pimiento verde y 1/2 rojo

    1/2 cebolleta pequeña

    Aceitunas negras

    Pasas (yo no le puse por la reticencia de algunos a la mezcla dulce-salado)

    Hierbabuena, perejil, cilantro (frescos no secos), cominos, zumo de 1 limón y un poco de agua para  rebajar,  aceite de oliva virgen extra y sal.

Realización

Se pican todos los ingredientes en trocitos muy pequeños y se agrega la taza de  cous-cous, y aquí viene lo principal, ¡el cous-cous tiene que estar crudo!. Se mezcla  bien y se agregan las especias generosamente. Aliñar con el limón, agua, aceite y sal. 

    Se deja en el frigorífico unas 3 horas antes de tomarlo y mezclarlo todo de vez en cuando. El cous-cous se hace con el líquido que segregan las verduritas.

     Y a disfrutar del sabor árabe!!!

 

Imagen de Ana
Ana

Esta receta es del Chef Falsarius cuya web es la siguiente: http://www.falsariuschef.com/

donde encontraréis muchas más del estilo, osea baratas y resultonas. Os resumo la receta:

 

 

Ingredientes para seis personas

Ingredientes: 4 x 4, osea 4 mejillones de lata o naturales, 4 anchoas, 4 surimis o palitos de cangrejo y 4 cucharadas de mayonesa rasas sin colmo.Y con esa proporción se multiplica hasta donde sea necesario.

Realización

Proceso: Se mezclan los componentes en un vaso de batidora tipo minipimer o similar y se bate poco a poco, sin llegar a hacer una crema uniforme, es decir, hay que batir un poco menos para que queden trocitos y parezca un auténtico txangurro.

En la merienda que preparamos Berta y yo el 14/9/2014 la proporción fué algo diferente. Pusimos una lata de mejillones (15 unidades), una lata de anchoas (10 anchoitas), 8 palitos de surimi y 3 cucharadas de mayonesa con colmo. Lo batimos y de ahí salió la mezcla para una mesa de la merienda; otro tanto hicimos para la otra mesa. Lo pusimos con algo para untar como minibiscottes, galletitas saladas o similar. Resulta un entrante o aperitivo simpático.

Imagen de Iñaki
Iñaki

Otra bebida refescante de origen tropical, alternativa al mojito. La primera vez que probé este cóctel fue hace unos pocos años en Puerto Rico, en la playa de Luquillo, tumbado en una hamaca atada entre dos palmeras, y donde la única preocupación era que no te cayera un coco desde lo alto. El camarero del chiringuito me explicó cómo prepararla. Es una opción para sorprender como guinda final de un encuentro coral, por ejemplo. Y si preparar 60 o 70 copas puede parecer demasiado trabajo, se puede esperar a que la mayoría de la gente se haya ido y aparecer con la sopresa cuando ya solo quede el grupito final :-)

En las tiendas de licores se puede encontrar desde siempre una bebida denominada precisamente Piña Colada, al igual que se puede encontrar, más recientemente, una bebida preparada que denominan Mojito. Obviamente ni lo uno ni lo otro tienen nada que ver con la bebida recién preparada en casa. Es fácil y el resultado suele ser un éxito.

Ingredientes para seis personas

Los ingredientes a continuación son efectivamente para seis personas, pero suponiendo que cada uno se toma un par de copas (es decir, saldrán entre 10 y 12 copas)

- Una piña fresca grande

- Dos o tres cocos

- 1/2 litro de ron (Por ejemplo Habana Club blanco añejo tres años)

- 150 gr. de azúcar blanco

- Hielo picado

Una alternativa al coco natural, para simplificar la tarea: se venden en las tiendas de comida china o latina principalmente unas latas de leche o crema de coco que pueden sustituir cómodamente a los cocos naturales.

Pero en cambio la piña natural fresca NO tiene sustitutivo: no lo hagas ni con piña de bote ni menos aun con zumo de piña embotellado. :-(

Realización

Pela la piña, trocéala y pásala por la batidora, durante unos segundos para obtener una pasta líquida y homogénea. Para facilitar el batido te convendrá añadir un vaso de agua.

Pasa a continuación el resultado por el pasapuré para separar las fibras y quedarte solo con el líquido.

Si partes de cocos naturales, para obtener la leche debes encontrar con la punta de un cuchillo el agujero que te permite perforar la cáscara fácilmente, que es una de las tres hoquedades que tiene en uno de sus extremos. Saca la leche a un recipiente. Luego rompes la cáscara con un mazo y ralla la pulpa del coco o la partes en trozos y la pasas por la batidora con un poco de agua. El resultado lo pasas por el pasapuré para extraer todo el jugo que puedas. Claro que puedes romper primero el coco y luego sacarle la leche pero corres el riesgo cierto de que en la operación se rompa también el interior y se derrame la leche sin remedio.

Si dispones de una licuadora, puedes eventualmente utilizarla en lugar de la batidora y el pasapuré - tanto para la piña como para el coco - ya que este electrodoméstico realiza a la vez la operación de extraer el jugo y separar la parte fibrosa del líquido.

Si has optado po lo más fácil, que es la lata de crema de coco, simplemente la abres y ya está.

En un recipiente (un bol, una jarra grande,...) mezclas bien el zumo de la piña y el del coco. Añades el ron y el azucar. Vuelves a mezclar y lo pruebas con una cuchara. Hay piñas más dulces y otras más ácidas, por lo cual la cantidad de azúcar a añadir es orientativa y debe ajustarse cada vez.

Si tienes picadora de hielo o una batidora de vaso que haga las veces, pica más o menos el equivalente a cinco o seis hielos por unidad (es decir, unos sesenta cubitos). Si no tienes ni picadora ni vaso, el procedimiento alternativo es poner los cubitos en un trapo de cocina limpio, cerrar las esquinas formando una especie de atillo y sobre una mesa firme golpeas encima por ejemplo con la mano del mortero, hasta coseguir picar el hielo a un tamaño mínimo.

Finalmente rellenas cada vaso hasta aproximadamente 3/5 partes con el líquido, añades hielo hasta completar la cabida, revuelves bien y colocas una pajita.

Imagen de admin
admin

Es una comida ideal para el verano, que puedes preparar con antelación y preparar los canapés minutos antes de comer. Ideal para las meriendas de la Morales por su aporte energético y su fácil digestión para seguir cantando después.

Ingredientes para seis personas

2 pechugas de pollo enteras

2 cebollas

2 zanahorias

1 vaso de vinagre

aceite

sal

1 vaso de agua

 

Realización

En una cacerola se doran un poco las pechugas en algo de aceite y se reservan.

En ese mismo aceite se hacen las cebollas y la zanahoria, previamente cortadas en juliana. Ha de hacerse a fuego muy lento para que no cojan color.

Cuando las cebollas y la zanahorias están listas, se echan las pechugas, se rehoga todo unos minutos para luego echar un vaso de vinagre y el agua necesaria para que quede todo más o menos cubierto.

Cuece todo junto durante media hora o hasta que las pechugas y las hortalizas estén bien cocidas.

En el momento de servir, se sacan las pechugas, se filetean y se hacen trocitos del tamaño de los canapés que vayamos a hacer. Se aconseja utilizar un cuchillo muy bien afilado para conseguir filetitos finos para los canapés.

Se adorna con unas tiras de cebolla y de zanahoria por encima.

 

Imagen de esperanza barragan
esperanza barragan

Se trata de una sopa fría elaborada con los ingredientes habituales del gazpacho, como el aceite de oliva, el vinagre y varias hortalizas crudas.

En esta ocasión, aparte de hortalizas vamos a utilizar también unas manzanas Granny Smith que le van a dar un sabor muy especial.

Todos los ingredientes se utilizan en crudo, con un aporte vitamínico considerable, si bien es aconsejable lavar bien todo y, en el caso de las manzanas, secarlas y quitarles muy  bien el corazón y el rabito, que es donde parece que se pueden acumular más bacterias.

Como buen gazpacho, se utilizará algo de pan mojado, aunque esto lo dejamos al gusto del consumidor y, en mi caso, yo no lo suelo utilizar.

Se sirve muy frío.

 


Ingredientes para seis personas

150 grs. de espinacas frescas

1 manzana Granny Smith

1 pepino

1/2 cebolla

1 diente de ajo

1 cucharada de vinagre

1 cucharadita de sal

2 cucharadas de aceite

1 vaso de agua

20 grs. de pan (opcional)

 

Realización

Se lava y seca bien la manzana. Se quita el corazón y se trocea.

Se lavan bien las espinacas.

Se mezclan todos los ingredientes (excepto el aceite) en el vaso de la batidora hasta obtener un triturado muy fino.

A medida que se va triturando todo, se va añadiendo el aceite gota a gota, como si fuera una mayonesa. De esta manera se obtiene una suavidad muy agradable.

Se rectifican todos los ingredientes, a gusto del cocinero/a.

En el momento de servirlo se añaden unos cubitos de hielo, lo que le aportará la temperatura idónea para el verano y la cantidad de agua necesaria para que sea una sopa más bien líquida.

 

Imagen de esperanza barragan
esperanza barragan

El ajoblanco es un entrante sumamente fácil de preparar y por alguna razón mucho menos frecuente que el gazpacho, por lo que siempre es una alternativa bien recibida por los comensales, especialmene durante los meses de calor, de mayo a octubre. A base de pan duro sobrante y almendras crudas, más el correspondiente aliño.

 

Ingredientes para seis personas

- Pedazos de pan duro, más o menos el equivalente a una barra grande.

- Unos 80 gr. de almendras crudas peladas

- Un diente de ajo

- aceite de oliva virgen

- vinagre

- sal

- una cucharadita de cominos

- Unos 30 gr. de virutas de jamón ibérico

- Una rodaja de melón partida en pequeños dados

Cuando vayas a hacer esto como merienda del coro, simplemente multiplicas por cuatro las cantidades y listo.

Realización

Para que salga bien el ajoblanco, aparte de la combinación adecuada de ingredientes lo más importante es que quede bien batido. Se puede hacer con el típico brazo batidor, pero no queda tan bien. Lo suyo es hacerlo en una batidora de vaso.

Lo primero es poner el pan a duro a remojo en un bol con abundante agua, durante normalmente unos 15 minutos, hasta que al tocarlo no se perciba ningún resto aun duro.

Si las almendras que tienes son enteras (es decir almendrucos) o están ya sin cáscara pero con su piel marrón, puedes aprovechar el rato para ir pelándolas. Puede parecer difícil quitar la piel marrón a una almendra cruda, pero si sigues el siguiente procedimiento verás que es fácil: las pones en un bol y echas encima agua casi hirviendo y las dejas a remojo unos 30 minutos. Normalmente verás que tras este tiempo simplemente cogiendo la almendra entre los dedos pulgar e índice y apretando se desprende la piel de un golpe. Si aun sigue pegada puedes repetir la operación de añadir de nuevo agua caliente.

En el vaso de la batidora echas las almendras, el ajo, los cominos, el pan un poco escurrido (pero no demasiado), la sal, el vinagre (por ejemplo un par de cucharadas) y el aceite (por ejemplo un vaso de chupito) y lo bates durante uno 20 segundos. Debe quedar una crema líquida pero no tanto que se pueda beber como un refresco, y no tan espesa que se meta una cuchara vertical y se sostenga ella sola. Si está muy espesa se añade un poco de agua y se vuelve a batir unos segundos. Si está demasiado clara habría que hacer un poco más con pan muy muy escurrido y mezclar. Como es más fácil añadir agua, de ahí la recomendación de comenzar con el pan un poco escurrido.

Hay que probarlo para ver si está a gusto de sal, vinagre y aceite y en su caso añadir lo que falte y volver a baitr unos segundos.

A continuación se vierte en un recipiente apropiado y se mete en el frigorífico.

En el momento de servir se pone la cantidad deseada en cada bol individual, se añade unos dados de melón y se espolvorea con las virutas de jamón.

Alternativamente al melón se puede poner por ejemplo uvas peladas y sin pepitas, trocitos de kiwi, melocotón, albaricoque,... etc.

Imagen de admin
admin



Ingredientes para seis personas

18 rebanadas de pan de molde sin corteza

200 gramos de tomate frito

2 huevos cocidos

Media cebolla picada

Una lata de atún de 200 gramos

Un lata de espárragos normalitos

Una bolsa de lechugas variadas de 150 gramos

Mayonesa

Realización

Se preparan dos mezclas: Una con el tomate, la cebolla, el atún y los huevos cocidos picados. Se reserva en la nevera.

Otra con la lechuga y los espárragos bien picados y escurridos y una cucharada de mayonesa.

Se coloca en una bandeja cubierta con papel plástico en este orden:

Seis rebanadas de pan.

Una capa generosa de la mezcla de la salsa de tomate

Otras seis rebanadas de pan encima

Una capa de la mezcla de lechuga y espárragos con mayonesa

Seis rebanadas de pan encima

Sobre estas últimas se extiende un poco de mayonesa, algo de lechuga picada y trocitos de aceitunas negras.

Se envuelve bien con papel plástico apretándolo un poco para que se compacte bien.

Se deja un par de horas en la nevera y se saca media hora antes de consumirla.

SI SE PREPARA PARA EMPAREDADOS, SE HACE IGUAL PERO NO SE AÑADE NADA A LA ÚLTIMA CAPA DE PAN. SE CORTA EN CUADRADITOS.

Imagen de Carmen Martinez
Carmen Martinez

La tortilla de patatas con cebolla caramelizada se ha puesto de moda. La encontraréis en La Latina en un local que se llama Juana la Loca (Plaza de Puerta de Moros, 4) y en Txirimiri (Humilladero, 6).  Tiene un puntito dulce y meloso, el huevo poco cuajado, como mandan los cánones, y una capa exterior crujiente y dorada. 

Ingredientes para seis personas

Para que la puedan probar todos los miembros del coro en la merienda, debéis hacer dos hermosas tortillas. Ya sabéis que aunque haya mil manjares más, la tortilla siempre se lleva los mejores halagos, así que, esmero y amor son dos ingredientes imprescindibles.

Además, tenéis que poner:

2 kgs de patatas

1/2 docena de huevos

1 kg de cebolla

2 cucharaditas de azúcar

sal

aceite para freir las patatas

Realización

Se cortan las cebollas en juliana y se hacen en una sartén, con un chorro de aceite, durante una hora más o menos. Al final, cuando está blanda y dorada (pero no quemada) se echa el azúcar y se mezcla bien unos minutos más. Se deja enfriar.

Se cortan las patatas en láminas y se fríen despacio en la sartén en abundante aceite. Cuando estén hechas (más cocidas que fritas) se retiran del fuego y se escurren del aceite.

Se baten los huevos y se mezclan con las patatas. Se dejan un rato para que se empapen bien los dos ingredientes. Luego se le echa la cebolla. La cantidad, al gusto.

La mezcla se divide en dos y se cuajan las dos tortillas. Primero a fuego vivo y luego más moderado, para que quede firme la capa de fuera y jugoso el interior.

Imagen de esperanza barragan
esperanza barragan

Hola. La receta que voy a poner es una adaptación de la receta Thermomix.

Ingredientes para seis personas

    Ingredientes:-masa quebrada

                        -para la crema:  -200 gr. de azúcar

                                                 -la piel de un limón (sólo la parte amarilla) rallada

                                                 -200 gr. de zumo de limón

                                                 -200 gr. de nata líquida

                                                 -4 huevos

                                                  -30 gr. de maicena

                                                  -30 gr. de mantequilla

                         -para el merengue:-4 claras de huevo

                                                      -200 gr. de azúcar

Realización

Preparar la masa quebrada (que puede ser también comprada ya hecha) poniendo siempre la harina en primer lugar y luego los ingredientes restantes. La mantequilla deberá estar blandita. Se amasa rápidamente (pues si no se endurece) y se forma una bola que se debe tapar para evitar que se forme corteza y debe reposar unos minutos en el frigo para trabajarla mejor. Forrar con esta masa un molde (da para un molde grande) con la ayuda del rodillo. Pincha con un tenedor toda la superficie y con las manos mojadas en agua, sella los bordes de la masa al molde, para evitar que se baje. Introdúcela en el horno precalentado a 180 grados de 12 a 15 min. hasta que esté dorada. Retírala y resérvala.

Mientras tanto, prepara la crema. Mezcla todos los ingredientes (excepto la mantequilla) al fuego (en la thermomix ponen a 90 grados) y dando vueltas para que se mezcle todo bien espera a que espese y se forme una crema. Entonces añade la mantequilla ya fuera del fuego. Vuelca la crema en un recipiente y espera a que se enfríe.

Ahora hay que preparar el merengue (esto es con varillas, o con tenedor y con paciencia hasta que queden bien duritas).Rellena la tartaleta con la crema de limón y vierte el merengue con alguna boquilla (o simplemente con una espátula o una cuchara) e introduce la tarta en el horno con el gratinador encendido, durante unos segundos para que se dore el merengue (¡¡¡¡¡cuidado!!!!). Dejar enfriar y poner en el frigo hasta el momento de servir.

Imagen de concha de miguel
concha de miguel

Las tortitas de calabacín y cebolla constituyen un acompañamiento perfecto para el pescado, pero nada desmerecen si se sirven como un aperitivo original en la merienda semanal del coro.

Ingredientes para seis personas

 500 gr de Calabacines

- 1 cebolla

- 3 huevos

- 200 gr de queso feta

- 100g de harina de maíz

- Sal, pimienta, nuez moscada

Realización

Lavar sin pelar el calabacín, retirar la parte inferior y la superior, cortarlo en trozos regulares y ponerlo dentro del vaso.

Pelar la cebolla, cortarla en 4 y ponerla dentro del vaso.

Picar a velocidad 4 durante 5 o 6 segundos, tiene que quedar picado pero no en exceso para que quede bien la receta. Sazonar con sal, pimienta y un poco de nuez moscada. Retirar y reservar.

Poner los huevos, Sazonar con sal, pimienta y nuez moscada al gusto, el queso feta mezclar en velocidad 3 unos 5 o 6 segundos. Añadir la harina de maíz y mezclar en velocidad 6 durante unos 25 segundos, que quede bien mezclado. Retirar a un cuenco amplio.

Añadir la mezcla de calabacín y cebolla que teníamos reservada, dejar reposar 5 minutos.

Poner a calentar una sartén antiadherente.

Con la ayuda de una cuchara, coger porciones y extenderlas un poco, dorar por ambos lados y colocar en una fuente.

Imagen de Luis Rodero
Luis Rodero

En la línea de sugerir aperitivos sabrosos y caseros que acompañen durante el descanso del ensayo coral a un refresco y una agradable y relajada conversación, proponemos aquí un sencillo bocadito que auna en una curiosa mezcla la carne de ternera y el atún.

Como todo en la cocina admite numerosas variantes. En este caso se trata de priorizar la sencillez y economía de tiempo y dinero, a fin de que llevar la merienda al coro se mantenga como un verdadero placer y no como una engorrosa obligación.

Ingredientes para seis personas

Se anotan cantidades para cuarenta bodaditos, a fin de que corresponda uno a cada miembro del coro.

- Un redondo de ternera pequeño (vale con tres cuartos de kilo) Eventualmente se puede hacer con lomo de cerdo en lugar de redondo de ternera.
- Unas hojas de salvia
- Una ramita de tomillo
- tres o cuatro clavos de olor
- Un vaso de vino blanco
- Aceite de oliva virgen extra
- Cuarenta rebanadas de pan tierno
- Un bote mediano de buena mahonesa o si se prefiere se puede hacer casera, si bien el tema de la salmonelosis aconseja no arriesgar, y menos cuando es para cuarenta personas.
- Medio limón
- Una cucharada grande de alcaparras
- Un pepinillo en vinagre grande
- Una piparra mediana (guindilla verde en vinagre, de las que no pican prácticamente)
- Una lata pequeña de bonito del norte en aceite

Realización

Se limpia el redondo y se sala. En la olla exprés se echa un chorro de aceite y se añade el redondo dándole inmediatamente un par de vueltas con unos cubiertos de madera a fin de sellarlo. Se añade el vaso de vino, la salvia, el tomillo y un vaso de agua. Se insertan los clavos en la carne, se tapa la olla y se deja que se haga, en aproximadamente unos veinte minutos. Abierta la olla se mira si está hecho (lo suyo es que el interior quede ligeramente sonrosado).

Se saca la carne a un recipiente con el jugo que haya quedado, descartando los clavos, la salvia y el tomillo. Cuando se vaya a servir (puede ser perfectamente al día siguiente) se corta sobre una tabla de madera, en finas lonchas. Si el redondo era grueso se puede cortar longitudinalmente a la mitad antes de lonchearlo, con objeto de que cada rodaja de carne cubra justo la superficie de cada rebanada de pan. Se colocan las lonchas en el recipiente con el jugo de la cocción.

Por otra parte se pone en el vaso de la batidora el bote de mahonesa, unas gotas de limón, el bonito de la lata muy escurrido, una cucharada de alcaparras, un pepinillo troceado y una piparra troceada igualmente. Se bate durante unos 15 segundos a baja velocidad y se comprueba que ha quedado una pasta más o menos uniforme. Se pasa a un recipìente y se reserva.

En el momento de montar el servicio se colocan las rebanadas de pan tierno sobre sendas bandejas cubiertas con unas servilletas de papel. Se dispone sobre cada rebanada una loncha de carne humedecida con su jugo y se añade encima una cucharadita de la salsa de mahonesa y atún. Dado que esta salsa es relativamente fuerte no conviene cubrir en esceso la carne. Queda mucho mejor si se coloca un cordón en el centro de la carne, dejando los extremos sin cubrir de salsa.

Imagen de admin
admin

He aquí otra receta como sugerencia para la merienda coral. En esta ocasión se trata de una tosta vegetal, que incluye dos ricos y apetecibles productos de la huerta: la alcachofa y la berenjena. Sencillo de hacer, de transportar, de servir y de comer cogiendolo con los dedos. Todo facilidades. Se puede preparar con anterioridad, llevarlo en recipientes adecuados al coro y preparar el servicio en menos de 15 minutos.

Como todo en la cocina admite diferentes presentaciones y combinaciones. Por ejemplo se puede sustituir la berenjena por calabacín, con resultados igualmente óptimos, e incluso le va muy bien colocar entre la berenjena y la alcachofa una lámina de salmón ahumado.

Ingredientes para seis personas

Se anotan cantidades para cuarenta personas, que son los miembros actuales de la coral.

- Un frasco grande o dos medianos de corazones de alcachofas, de buena calidad.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Medio limón.
- Dos berenjenas grandes.
- Harina.
- 40 rebanadas de pan (preferiblemente chapata)

Realización

Las berenjenas se pelan (hay quien las deja con piel, pero resulta mejor su textura si se pelan) y se cortan en rodajas finas (de una berenjena deberían salir entre 20 y 25 rodajas). Se ponen en un bol, se salan y se tapan con un trapo limpio o papel de cocina. Al cabo de unos quince minutos la berenjena habrá soltado buena parte de su líquido más picante, y así quedarán más suaves. Entonces se vieten sobre un recipiente colador para que escurran y eventualmente se echa un poco de agua por encima y se vuelve a escurrir bien (si se lavan mucho habrá que volver añadir algo de sal para que no salgan sosas).

Se pone abundante aceite en la sartén, a fuego medio, y cuando esté caliente (no demasiado para que no se quemen) se van pasando las rodajas de berenjena por harina y se echan a la sartén, friéndolas aproximadamente un par de minutos por cada lado. Se sacan y se van poniendo sobre una fuente con papel de cocina para que absorba la grasa sobrante.

Por otra parte se echan las alcachofas escurridas en el vaso de la batidora y se añade un buen chorro de aceite de oliva virgen y el zumo de medio limón. Se baten durante unos segundos, a velocidad baja. parando, moviendo con una cuchara de madera y volviendo a arrancar, ya que al no tener casi líquido cuesta un poco batirlo. Es importante que quede con una textura algo granulosa y consistente, y que no resulte una papilla uniforme.

En el momento de servir se colocan las rebanadas de pan tierno en una par de bandejas cubiertas con servilletas de papel, se pone sobre cada rebanada una rodaja de berenjena a temperatura ambiente y encima una buena cucharada de las alcachofas batidas con aceite y limón.

 

 

Imagen de admin
admin

He aquí otra tapa fácil de preparar, transportar y comer sin necesidad de platos ni cubiertos. El salmorejo es un plato muy sabroso y refrescante, ideal para cualquier tiempo, pero especialmente en los días de calor. Te puedes lucir en cualquier merienda del coro con este bocadito. Y, como todo en la cocina, admite diferentes variantes en su presentación, según la imaginación del cocinero/a que lo prepare. En esta ocasión se propone una simple hoja de endivia como receptáculo para servir el salmorejo en forma individual, ya que así no tienes ningún trabajo adicional. Pero también se podría poner en tartaletas, por ejemplo, o incluso en barcas de hojaldre casero para los más apañados/as. No conviene servirlo sobre una tosta de pan porque o bien se tendría que hacer muy espeso, perdiendo frescura y sabor, o bien se empaparía demasiado el pan y parecería más bien "pan tumaca" en lugar de salmorejo. Además, la base principal del salmorejo es el pan, por lo que no es lo más adecuado servirlo sobre pan.

Ingredientes para seis personas

Se anotan las cantidades para 40 personas, que son los miembros del coro.

- Una barra de pan seco de varios días (o trozos sobrantes en cantidad equivalente)
- Seis tomates medianos u ocho pequeños, rojos maduros.
- Un diente de ajo normal, o dos pequeños.
- Una cucharadita de pimentón dulce de la Vera, que no sea viejo (el pimentón que tenga más de 18 meses debería tirarse porque pierde buena parte de su aroma)
- Vinagre de vino de toda la vida (nada de Acetto balsámico de Módena, sino un buen vinagre de jerez o simplemente vinagre de vino blanco)
- Aceite de oliva virgen extra.
- Una punta de cuchillo de cominos (en grano, ya que el comino en polvo pierde la mayoría de su aroma)
- Sal.
- Unas virutas de jamón ibérico o una lata de atún al natural.
- Un huevo duro.
- Aceitunas negras.
- Cuatro endivias.

Realización

Se pone el pan a remojo con agua fría en un bol. En unos 10 minutos deberá estar totalmente blando. Mientras tanto se lavan los tomates, se trocean en cuatro y se les quita la parte dura y blanca que les une a la mata.

En el vaso de la batidora. de 1,5 litros, se ponen los tomates y se trituran durante unos 30 segundos o un poco más. A continuación se pone la pasta en un pasapuré para separar las pieles y semillas, que se tiran. De esta manera el salmorejo queda mucho más fino. No obstante, si se prefiere en una versión más "silvestre" se puede suprimir la fase del pasapuré, dejando semillas y trocitos de piel, que por otra parte son muy buenas desde el punto de vista de la salud porque es donde se concentra la fibra y el licopeno del tomate.

Vueltos al vaso de la batidora, se pone en el fondo el ajo y los cominos y se añaden los tomates triturados y pasados por el pasapuré. A continuación se añade el pan, escurriendolo bien antes con las dos manos. Se deja unos 30 segundos a velocidad media. Se añade el aceite (más o menos la cantidad que cabe en un vaso de chupito), el vinagre (una o dos cucharadas), el pimentón y la sal. Se vuelve a poner a velocidad mediana durante otros 30 segundos más o menos. Debe quedar bastante consistente, pero no como un puré de patata sino algo más ligero. Se prueba a ver si conviene rectificar alguno de los ingredientes. Y ya está. Se saca a un recipiente de cristal grande y se pone en el frigorífico hasta la hora de servir.

Cuando se vaya a servir se prepara en un par de bandejas cubiertas con servilletas de papel las hojas de endivia, arrancándolas una a una cuidadosamente y seleccionando aquellas que tengan una forma pronunciadamente cóncava. Lógicamente si son muy planas no valen para contener el salmorejo. Un truco para que no se vuelquen es cortar con el cuchillo una pequeña lámina en el centro de cada hoja, por la parte exterior, a fin de que asienten bien sobre la bandeja, teniendo precaución para no perforar la hoja.

Se echa sobre cada hoja de endivia dos cucharadas del salmorejo frío. y se espolvorea por encima con un poco de huevo duro muy picado, un poco de aceituna negra picada y unas virutas de jamón ibérico o, altermativamente, unas migas de atún al natural.

Para servirlo en la merienda del coro téngase en cuenta que el salmorejo se puede hacer por la mañana o el día anterior sin ningún problema. Se lleva en un frasco grande de cristal y a su vez se llevan las hojas de endivia ya preparadas en una bolsa de plástico y el huevo duro, las aceitunas y el atún o el jamón, picado en un frasco. Prepararlo sobre la bandeja no se tarda más de 10 minutos para cuarenta unidades.

Imagen de admin
admin

La merienda dentro de la Cristóbal de Morales ha alcanzado, con el paso de los años, el carácter de toda una institución que concita el mayor de los consensos. Se trata de acompañar el descanso en medio del ensayo semanal con unos refrescos y algo de picar para hacer más agradable ese momento de relax. Por supuesto no se trata de dar de cenar a los coralistas, pero tampoco de despachar el momento con unos salados cacahuetes o unas patatas fritas prefabricadas. Antes bien, se busca soprender y agradar a los participantes en el ensayo con algunos sabores caseros, tradicionales o innovadores, en la cantidad justa y suficiente para acompañar una distendida charla entre amigos durante unos escasos veinte minutos.

Otra cosa muy importante para este menester es que el producto se pueda transportar con comodidad, se coma a temperatura ambiente y se pueda servir fácilmente, por ejemplo cogiéndolo sencillamente con los dedos.

En esta ocasión traemos al recetario coral un producto tradicional manchego que se presta perfectamente a ser servido sobre una rebanada pequeña de pan y cuya confección no es difícil, tal como se demuestra en las líneas siguientes.

Ingredientes para seis personas

Los ingredientes se han calculado para cuarenta personas, que son los miembros que forman nuestro coro.

- Un calabacín grande (sobre 300 gr.)
- Seis tomates rojos y maduros de tamaño mediano.
- Dos cebollas medianas o una grande.
- Dos pimientos verdes medianos o uno grande, preferiblemente de carne gruesa, es decir no el típico largo italiano.
- Aceite de oliva virgen extra, sal y azúcar.
- Cuarenta rodajas de pan, preferiblemente tipo gallego, catalán o de chapata. En muchas panaderías cortan el pan en rodajas si se pide, calculando que salen unas veinte rodajas de cada barra de pan normal.

Realización

Hacer un pisto es muy fácil. Solo hay que guardar un cierto cuidado con las proporciones y tener paciencia para lograr la consistencia deseada.

En una sarten alta y grande para que quepa todo (de 27 cm.) se pone un buen chorro de aceite (que cubra el fondo ampliamente con unos 2-3 mm) se pica la cebolla y se echa a la sarten, a fuego mediano, esperando a que se comience a ablandar pero no se dore. Mientras tanto se pela el calabacín y se corta en taquitos. Algunos echan el calabacín con su piel, pero es preferible pelarlo porque le da una mejor textura. 

Cuando la cebolle empiece a estar transparente se añade el calabacín y se mezcla, dando vueltas de vez en cuando con una cuchara de madera hasta que se vaya ablandando. Mientras tanto se lava el pimiento, se le quita el rabo y las semillas y se pica en trozos pequeños. Más o menos tras unos quince minutos desde que se puso la sartén en el fuego habrá llegado el momento de añadir el pimiento. Si el fuego se viera que está demasiado fuerte convendrá bajarlo un poco.

Se lavan los tomates, y se pican sobre una tabla de madera grande, procurando que no escurra el jugo y se salga de la tabla. Se quita la parte dura y blanca que une el tomate a la mata. Cuando el pimiento haya perdido su dureza y se empiece a poner blando se añade el picado de tomate, se le pone sal y una cucharadita de azúcar. Se le da unas vueltas y se cubre con una tapa de freir de esas que tiene agujeros. Cada cierto tiempo habrá que darle una vuelta para que no se pegue.

Cuando haya transcurrido más o menos una hora y cuarto se podrá apreciar que el pisto ya va tomando una cierta consistencia. Entonces es el momento de quitarle la tapa, bajar el fuego al mínimo y dejarlo hacerse una media hora más aproximadamente, sin olvidarse de darle de vez en cuando una vuelta para evitar que se pegue. En algún momento se deberá probar para rectificar de sal si fuera necesario.

El plato llega a su punto cuando ha perdido prácticamente casi todo el líquido y adquiere una consistencia bastante homogénea, dentro de la diversidad de sus ingredientes, que se pueden apreciar a la vista pero no sacar por separado. El pisto (al menos este pisto que yo propongo, ya que cada cocinero/a tiene sus propios gustos, costumbres y criterios) no debe presentarse de modo que los ingredientes naden en líquido, ni que se distinta la forma original como se cortaron. Tan malo es que pueda cogerse con un tenedor cada ingrediente por separado como que parezca un puré. Por eso a nadie se le debería pasar por la cabeza utilizar para realizar este plato una máquina trituradora o un robot de cocina. Todo hay que cortarlo a cuchillo. La gracia del éxito está precisamente en que se logre la textura apropiada.

Una vez retirado del fuego se deja enfriar. Se puede hacer perfectamente la mañana del ensayo o incluso el día anterior, sin ningún problema.

Cuando se vaya a preparar la merienda se ponen las cuarenta rebanadas de pan sobre dos bandejas cubiertas con unas servilletas de papel y se va poniendo encima de cada rebanada una generosa cucharada de pisto, a temperatura ambiente. Si el pisto tiene la textura deseada se podrá poner una capa de hasta dos cm. de grosor sobre el pan y no se derramará.

 

Imagen de admin
admin

Pastel de carne picada de fácil preparación que suele ser habitual en las meriendas de la Morales cuando nos toca a Beatriz y a mí.

Ingredientes para seis personas

Ingredientes para X personas (X depende de F que es un factor correlacionado con lo hambrientos que sean X)

Ingredientes para un molde como el de la foto que suele ser suficiente para una de las mesas de la merienda del coro:

-400 g de carne picada de vacuno.
-200 g de carne de cerdo.
- Una tarrina de paté.
- 1 Huevo.
-1 mini-brik de nata líquida para cocinar.
- Sofrito de cebollas y espárragos verdes.
- Chorrito de ron caribeño.

Realización

Preparación:

1)Se pone a sofreir una cebolla mediana partida en mil pedacitos, y medio manojo de espárragos verdes cortado en cachitos pequeños (se les quita la base del tallo que es muy dura); se hace a fuego lento por lo menos media hora.

2) En una batidora se mezclan el sofrito de cebolla y espárragos, el huevo completo, el contenido del brik de nata, el poquito de ron, tal vez un poco de sal pero poca.

3) En un bol grande se ponen las carnes y el paté y se añade el líquido de la batidora con el resto de ingredientes; se mezcla todo muy bien con paciencia. Es util un tenedor como herramienta para efectuar la mezcla.

4) Se prepara un molde como el de la foto, untándolo con aceite por dentro y forrándolo con papel de aluminio o de horno y dándole también un toque con el aceite que puede ser de girasol. Se vierte el contenido del bol una vez bien mezclado en el interior del molde. Se aplana la parte superior utilizando el tenedor.

5) En el horno, el cual hemos encendido previamente hasta una temperatura de unos 200ºC, introducimos una bandeja grande con agua hasta la mitad e introducimos el molde en la bandeja de manera que se caliente al baño María. Tapar el molde con un poco de papel de aluminio. Yo lo tengo a 200ºC durante 45 o 60 minutos y después lo apago y lo dejo dentro del horno unas horas haste que se enfríe. Después se desmolda y se pone sobre una fuente plana grande.

6) Salsa: cuando el pastel de carne ya está cocido y lo sacamos del horno observamos que ha encogido un poco y que a los lados queda un caldito maravilloso de color oro (ver foto); sacamos este caldo por gravedad a un tazón. Preparamos un sofrito de cebolla y tomate natural triturado con maiz de lata y lo mezclamos con el líquido color oro. Se cuece todo ello batiendo con una batidora y obtenemos una salsa rica rica para acompañar al pastel. Unas ricas patatas fritas y un buen vino son una adecuada orquesta de fondo para degustar la melodía de la carne y el dúo de la salsa.

Imagen de Iñaki
Iñaki

Os adjunto la partitura de esta tarta de manzana, que mi profesora de cocina (uno ha estudiao) llamaba timbal y que tan generosamente habéis apreciado en la última merienda. Va por ustedes.

 

Ingredientes para seis personas

Para la masa quebrada:

  • 250 grs de harina
  • 125 grs de mantequilla
  • 1 vasito de vino de agua muy fría
  • 1 pellizco de sal

Para el relleno:

  • 4 manzanas reinetas o el tipo que os parezca bien. A mi me gustan que sean un poco más ácidas.
  • 250 grs de azúcar
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas rasas de harina
  • 1 cucharada de canela
  • 1 pellizco de nuez moscada
  • 1 cucharada de piñones (o almendras, o nueces), También cabe añadirle unas pasas de corinto.
Realización

Poner las manzanas en un bol, picadas como las patatas para tortilla. Añadirle el resto de los ingredientes del relleno, mezclar y dejar reposar.

Poner en un bol la harina y hacer como un cráter. Poner en el centro la mantequilla blanda en trozos (1), el agua y el pellizco de sal. Amasar con las manos hasta que deje de pegarse en las mismas. Dejar reposar 20 minutos. (2)

Extender con el rodillo la mitad (o un poco más) la masa (3), para colocarla en el molde dejando que sobre un poco en los bordes (4). Poner el relleno dentro y taparlo con el resto de la masa extendida (5), uniendo los bordes (6). Meter en el congelador unos 10 minutos, a fin de que la masa, casi todo mantequilla, no se derrita enseguida.

Si se quiere, pintar con huevo batido, aunque queda bien dorada sin huevo, incluso con los restos de masa se puede hacer alguna figurita decorativa. Para que al cocer salga el vapor del relleno, se hace con una aguja, punzón, etc.. un agujero en el centro.

Meter al horno 130º C y mantener media hora aproximadamente (controlaremos el tiempo según veamos que la masa no se queme)

Acompañar de un vino dulce. Málaga virgen, Pedro Ximenez, etc... (7)

Imagen de Michaval
Michaval

Entre las muchas exquisiteces con que nos sorprende cada tarde de domingo el meriendil descanso del ensayo, cabe citar este lomo de cerdo ibérico con salsa de naranja, mostaza de Dijón y miel de la Alcarria al aroma de Cognac. Esta adaptación, pensada expresamente para las meriendas cristobaleras, tiene entre otras ventajas las siguientes: es sencillo y rápido de preparar, cunde mucho, resulta vistoso y apetecible a los sentidos, es muy difícil que a alguien le salga mal y se toma frío (es decir no precisa calentarse) lo que es una ventaja indudable para esta circunstancia.

Además puede realizarse tal cual se sugiere en la receta o en modalidad económica, según vaya la crisis, sustituyendo el lomo de ibérico por lomo de cerdo blanco normal, lo que hará que quede un poquito menos jugoso pero igualmente rico, la mostaza de Dijón por mostaza normal de marca blanca, y el cognac por un brandy corriente.

Ingredientes para seis personas

¡Atención!, en lugar de ingredientes para 6 personas, aquí se ponen los ingredientes para ser parte de una merienda coral con 36 coralistas en el descanso del ensayo.

- Un lomo fresco de cerdo ibérico, de aproximadamante 1kg y medio (también se puede hacer con solomillo de ibérico, pero sale más caro). Si se hace con cerdo blanco en lugar de ibérico también queda bien pero algo menos jugoso.
- Dos o tres naranjas
- De tres a cuatro cucharadas soperas Mostaza de Dijón. según lo intensa que se quiera dejar la salsa. Se puede utilizar mostaza ligera en lugar de Dijon si se quiere un sabor más suave.
- Una o dos cucharadas soperas de miel de la Alcarria
- Un vasito de cognac o brandy (unos 60 cc)
- Dos cebollas medianas
- Dos puerros
- De cuatro a seis zanahorias medianas
- Pimienta negra entera o varias pimientas.
- Tres o cuatro clavos de olor.
- Dos ramas de perejil fresco.

Realización

Se examina el lomo de cerdo que se ha comprado y dependiendo del grosor se deja tal cual o se parte longitudinalmente en dos, a fin de que el corte una vez asado sea del tamaño adecuado para cubrir justamente una rodaja de barra de pan. A su vez, si su longitud es mayor que el ancho que permite la olla, se parte trasversalmente para que quepa en el fondo de la olla.

Se espolvorea la carne con sal.

En una olla exprés grande (aquí empieza ya la primera sorpresa simplificadora: no hace falta liarse con el horno) se coloca un chorrito de aceite de oliva virgen extra y se pone a la lumbre, depositando a continuación la carne en el fondo, dándole la vuelta con una cuchara de madera tras un minuto, solamente con el fin de "sellarla" ligeramente.

Añádase a continuación el zumo de las naranjas y la mostaza sobre la carne y déjese otro minuto más con la olla abierta dándole otra vuelta a la vianda.

Añádase el cognac y las pimientas y ciérrese la olla. A fuego mediano deberá estar listo en no más de quince minutos (veinte si el lomo es muy grueso).

Entretanto, en una cazuela o sartén aparte. se habrá puesto un poco de aceite de oliva virgen extra, la cebolla. el puerro y las zanahorias, todo  bien picado y a fuego muy lento se deja que se vaya haciendo durante más o menos 30 minutos.

Una vez que la carne se ha hecho en la olla exprés se saca a una fuente, escurriendo la salsa que pueda tener encima.  Sobre la olla, sin la carne pero con todo el jugo que ha quedado, viértase la preparación de cebolla y zanahoria que se había hecho, probando por ver cómo está de sal y en su caso rectificando si fuera necesario. Se añade la miel y se da un par de vueltas, se pone el perejil fresco finamente picado y tras cinco minutos de cocción se apaga el fuego.

En un vaso de batidora, o alternativamente con un brazo de batir, se pone todo el conjunto de la salsa y se bate durante unos segundos, que no quede excesivamente homogénea. El resultado se puede guardar en un recipiente dentro del frigorífico, y la carne aparte en otro recipiente. Todo lo dicho se puede hacer el mismo día o el día antes.

Cuando se va a preparar para llevar a la merienda (digamos por ejemplo sobre las cinco de la tarde del domingo) se pone en una o varias bandejas el número de rodajas de pan recien cortado que sea necesario (por ejemplo 50 rodajas). Se corta la carne sobre una tabla con un cuchillo teniendo en cuenta que con la cantidad señalada (1,5 Kg) da holgadamente para 50 lonchas y se coloca una loncha sobre cada rodaja de pan. Entretanto se ha puesto la salsa a calentar en el microondas y cuando esté muy caliente se vierte una generosa cucharada de salsa sobre cada tosta de pan y lomo que se acaba de preparar.

 

Imagen de admin
admin

Fácil y rico. Lo difícil es su transporte porque chorrean jaja. Pero hoy día los táper nos ayudan.

Yo lo he llevado a las meriendas y ha pasado el test.

Ingredientes para seis personas

INGREDIENTES:

Pimientos del piquillo en lata (dos o tres por persona)

Puré de patata de sobre (un sobre, pero depende de la consistencia que le queramos dar)

Atún de lata.

Yogur o nata (según lo que le importe al comensal engordar)

Realización

Se hace el puré de patata y luego se mezcla con el liquidillo de los pimientos, con el atún desmigadito y con el yogur o nata.

Se van cogiendo los pimientos uno por uno y se van rellenando.

Y YA ESTÁ

Imagen de isabel
isabel

Conviene tomarlo muy frio.

Ingredientes para seis personas

Ingredientes: 1 Kg de tomates, 1/2 pimiento verde, un diente de ajo, 1 cucharada sopera de aceite de oliva, un trozo de pan duro ablandado previamente con agua, sal. Según los gustos también se le puede añadir 1/2 pepino, pimiento rojo para que le dé un color mas vivo, y cebolla. Hay gente que tambien le echa vinagre pero no es recomendable porque el tomate ya tiene un punto de acidez propio.

Realización

Preparación: Se van poniendo los ingredientes mas duros con los tomates pelados y se trituran en una batidora. Es conveniente añadir el aceite al final porque le da un tono menos rojo. Si se usa un termomix no es necesario pelar los tomates, basta con lavarlos.

Dependiendo del gusto se puede pasar por un "chino" para que quede mas fino o tomarlo así directamente.

 

Imagen de maite miras
maite miras

Como su nombre indica, la ensalada rusa es un plato típico de ese país. Se elabora con patatas y puede combinarse con otras verduras, atún o pollo. Lo principal es que lleva mucha mayonesa. También, se conoce como la ensalada Olivier. Según cuenta su historia, la receta original fue elaborada, en 1860, por Lucien Olivier, el chef del restaurante Hermitage, muy conocido en Moscú para la época. En Rusia suele ser servido en invierno, en la cena de Navidad. La receta suele incluir carne picada de pollo, y se acompaña de mandarinas y otras frutas típicas de invierno. Está muy unido a las festividades familiares, en las que siempre se encuentra sobre la mesa.

En España el plato es tan popular que casi no hay bar que no lo presente entre sus "tapas" más famosas o como aperitivo, siempre en su propia versión.

Mi versión no escatima un buen trozo de atún en escabeche! y pepinillos en vinagre. Me sobran espárragos en la decoración. Bueno, esta es mi versión y no suele sobrar mucho. Si sobra, se mete en la nevera y la comida de mañana está resuelta.

Ingredientes para seis personas

1 frasco de verduras hervidas del super (patata, zanahoria, guisantes, judias verdes)
1 kg. de patatas
1/4 kg. de atún en escabeche
200 grs. aceitunas sin hueso (pequeñas pero buenas, también sirven las rellenas de anchoa)
100 grs. pepinillos en vinagre
3 huevos cocidos
1 latita de pimientos asados
1 tarro grande de mahonesa HELLMAN'S (1/4 kg. aprox.)

Realización

Se cuecen las patatas con su piel y se dejan enfriar. Se parten en cuadraditos pequeños.
Se parten también los pepinillos muy pequeños, casi para no encontrártelos. Se parten las aceitunas en dos, dejando unas poquitas para la decoración. Se parten en trocitos pequeños la mitad de los pimientos, dejando también para decorar. Se parten dos huevos y la clara del tercero, dejando una yema apartada, ya sabéis para qué.
Se mezcla todo.
Se añade abundante mahonesa y se vuelve a mezclar todo.
Al final se cubre todo con una capa espesa de mahonesa y se decora con tiritas de pimiento, aceitunas y la yema de huevo rallada.

Que la disfrutéis con vuestra familia y amigos!

Imagen de esperanza barragan
esperanza barragan

Páginas